Si echáramos la vista atrás unas decenas de años seguro que la mayoría estaríais de acuerdo conmigo en la afirmación de que los Touroperadores eran los grandes generadores de demanda. Sin embargo, si nos planteáramos la misma cuestión en la actualidad no lo tendría tan claro porque, ni tienen la relevancia de entonces, ni el cuento es ya como nos lo contaron.

Que mi afirmación anterior no os haga perder la perspectiva, los grandes grupos verticales del turismo emisor español, donde residen la mayor parte de los touroperadores, siguen siendo determinantes a la hora de concentrar flujos turísticos. Donde operan sus propias compañías aéreas, allí nos llevarán.

No obstante, si nos fijamos en los últimos movimientos del mercado también estos mismos gigantes de la distribución huyen de sus destinos tradicionales para complementarlos con nuevas propuestas, que seguro lucirán como es preceptivo en los escaparates de las agencias de viajes.

Lo observamos en Ávoris que anunciaba recientemente la nueva ruta de su compañía aérea Iberojet que unirá Madrid y los Cabos, Baja California Sur, en México a partir del próximo 20 de junio de 2022. Una apuesta que tendremos que seguir muy cerca.

Y lo podemos ver también en la campaña los 7 nuevos azules de Newblue que nos transporta desde la Costa Oeste de Estados Unidos al balneario de Puerto Vallarta, en la costa del Pacífico de México. Se trata en realidad de los siete nuevos destinos de su compañía World2Fly que aporta frescura y nuevos aires a un mercado poco dado a muchas salidas de guion.

Buscando una referencia desde la visión de un actor más modesto, me comentaba hace unos días Virginia Blasco, CEO de 5 Estrellas Club, uno de los touroperadores independientes referentes en Oriente Medio, que siguen viendo en Egipto un destino seguro, accesible y competitivo y que también apostaran fuerte por Turquía o Jordania, donde ofrecerán operaciones chárter desde diferentes aeropuertos españoles.

Si a todo lo anterior añadiéramos el sinfín de propuestas del resto de actores, no citadas porque nos impediría llevar a término este artículo, nos dibuja un horizonte en 2022 con un sector en plena ebullición y con ganas de resurgir en todo su esplendor.

Retomando el hilo de mis primeras palabras sobre el famoso cuento que ya no es tal, introduzcamos en la ecuación al actor más importante, el cliente y hagámonos la siguiente pregunta, ¿Qué opina de todo esto? O mejor, reformulemos este artículo con un nuevo titular ¿Cuál será el destino que más enamorará a los clientes en 2022? Hagan sus apuestas.

Si tu lectura ha llegado hasta aquí ya habrás comprobado que en estos párrafos no encontrarás respuesta a ninguno de los dos titulares propuestos en el artículo. Ni era mi intención al inicio de su redacción, ni lo es ahora en su cierre. Tan solo he querido compartir contigo algunas cuestiones que nos inviten a reflexionar. Si ha sido así, objetivo conseguido y agradecido por tu compañía.

Artículo publicado en Caribbean News Digital, 23 de diciembre 2021